Central Bank Digital Currencies o CBDC

Actualizado: jun 8


Autores: Carlos David Valderrama Narváez (más información aquí) y Diego Montes Serralde (más información aquí)


Contexto


El 9 de octubre de 2020, el Banco de Pagos Internacionales (“BIS”) emitió el primer reporte (“Reporte”) de una serie de colaboraciones con un grupo selecto de Banco Centrales mediante el cual realizó un análisis profundo sobre los principios fundamentales y las características esenciales de las denominadas “Central Bank Digital Currencies” (“CBDC”) (más información aquí).


En ese sentido, a continuación realizamos un análisis de las características de las CBDC, los proyectos internacionales que existen al día de hoy, así como lo bancos centrales en el mundo que están cambiando, o cambiarán, en su país el paradigma del sistema financiero tradicional.


Antecedentes


De manera general, los bancos centrales tienen el mandato de velar por la estabilidad monetaria y financiera de sus respectivos países y, explícita o implícitamente, de promover un amplio acceso a pagos seguros y eficientes.


Para lograr lo anterior, un instrumento fundamental de política pública es la emisión de dinero desde el banco central. Este dinero actúa, desde tiempos ancestrales, como medio de pago, unidad de cuenta y almacén de valor para un determinado país. Sin embargo, la aplastante realidad que generó de manera acelerada la digitalización de la economía, ha generado un nuevo normal para el cual el dinero tradicional ya no es funcional.


En ese sentido, incluso antes de la pandemia de COVID-19, el uso de efectivo ya estaba en declive en ciertas economías avanzadas (más información aquí) y estaba siendo sustituido paulatinamente por pagos digitales impulsado principalmente por el crecimiento de los llamados Neo Bancos. En un estudio de mercado anterior presentamos al oferta de Neo Bancos que existe actualmente en México (más información aquí).


Es por ello que para evolucionar y perseguir sus objetivos de política pública en un mundo en donde la sana distancia se vuelve una condición de supervivencia, los Bancos Centrales están investigando activamente los pros y los contras de ofrecer al público no solo sistemas de pagos digitales, sino una moneda digital.


Si bien es cierto, la idea de tener acceso a formas digitales de dinero no es una idea totalmente nueva (más información aquí), en los últimos tiempos el debate ha estado motivado por varios factores. Entre ellos cabe citar: (i) el interés por las innovaciones tecnológicas aplicables al sector financiero; (ii) la aparición de FinTech que trae nuevos participantes en los mercados de servicios de pagos e intermediación; (iii) el descenso del uso del efectivo en algunos países: y, (iv) la creciente atención que reciben los llamados tokens digitales privados.


¿Qué es CBDC?


CBDC es una forma digital de dinero emitida por bancos centrales distinta de los saldos en cuentas tradicionales de reservas o de liquidación, según establece el BIS en su Reporte.


Otra forma de entender las CBDCs puede ser como una forma de dinero fiduciario digital que es emitido por el banco central de una país y por tanto tiene valor de curso legal y poder liberatorio en dicha nación (más información aquí).


¿Una CBDC es una criptomoneda como Bitcoin?


En un estudio reciente de BBVA (más información aquí) se hizo una distinción que nos parece fundamental: “En un mundo de dinero fiat en sentido estricto, el atractivo de las criptomonedas reside en parte en su desvinculación de las decisiones discrecionales de las autoridades…”.


Una CBDC es emitida directamente por una autoridad central que busca mantener y facilitar una política monetaria en un Estado determinado, por ello, escapa de manera directa de la definición específica de una criptomoneda normalmente nacida para estar desvinculada.


Es importante saber que, en el sector cripto actual, la emisión de Bitcoins o Ether tienen un inconveniente muy poderoso, la volatilidad. Esto es de esperar, ya que la tecnología Blockchain es todavía muy nueva y los mercados de criptomonedas son relativamente pequeños por lo que cualquier cambio en la oferta o demanda tiene un impacto relevante.


Ante dicho inconveniente, el ecosistema Blockchain ha diseñado soluciones denominadas Stablecoin que en general son activos diseñados para imitar el valor de las monedas fiduciarias como el dólar o el euro que, además de contar con la ventaja de transferir valor de forma rápida y barata en todo el mundo, también mantienen estable su valor a lo largo del tiempo. Sus formas, ventajas y desventajas las analizamos a profundidad en un estudio que publicamos previamente (más información aquí).


En el contexto anterior, las Stablecoins se están convirtiendo en un competidor muy serio frente al dinero tradicional que es emitido por los Bancos Centrales. Por ello, las CBDCs están cobrando mayor relevancia a nivel internacional, al ser lanzadas con apego a la política pública y los criterios macro y microeconómicos para el adecuado manejo de la estabilidad monetaria y financiera, posicionándose como una respuesta a las Stablecoins.


Objetivos de una CBDC


Los objetivos de una CBDCs se podrían listar de la siguiente forma (más información aquí):


  1. Generar una nueva forma de dinero capaz de aprovechar nuevas tecnologías.

  2. Facilitar medios de interacción económica y financiera tanto a nivel Nacional como Internacional.

  3. Crear nuevas estructuras financieras y económicas capaces de abrir puertas de inversión importantes.

  4. Estimular la competencia entre los sistemas de pagos haciendo que estos sean más económicos y tengan mayor alcance.

  5. Crear mecanismos de control de política monetaria cuya actuación sea inmediata.

  6. Reducir el nivel de intervención estatal sobre los bancos al disminuir el peligro del problema “Too Big To Fail”.

  7. Crear una estructura que permita rastrear el curso del dinero desde su origen hasta sus últimos actos.

  8. Sustituir el anonimato del dinero por un anonimato controlado por los emisores de CBDC.


Principios Fundamentales de las CBDC


Según el Reporte del BIS, existen tres principios fundamentales que deben respetarse en la emisión de una CBDC:


  • "Sin daño". Las nuevas formas de dinero suministradas por el banco central deben seguir apoyando el cumplimiento de los objetivos de política pública y no debe interferir o impedir la capacidad de un banco central para llevar a cabo su mandato de estabilidad monetaria y financiera. Por ejemplo, un CBDC debería mantener y reforzar la "unicidad" o uniformidad de una moneda, permitiendo al público utilizar diferentes formas de dinero de forma intercambiable.


  • La coexistencia. Los bancos centrales tienen un mandato de estabilidad y proceden con cautela en el nuevo territorio. Diferentes tipos de dinero del banco central - nuevo y existente (efectivo, cuentas de reserva o de liquidación) - deben complementarse mutuamente y coexistir con dinero privado robusto (por ejemplo, cuentas bancarias comerciales) para apoyar los objetivos de la política pública. Los bancos centrales deben seguir proporcionando y apoyando el efectivo, siempre y cuando haya suficiente demanda pública para ello.


  • Innovación y eficiencia. Sin una innovación y una competencia continuas para impulsar la eficiencia del sistema de pagos de una jurisdicción, los usuarios pueden adoptar otros instrumentos o monedas menos seguras. En última instancia, esto podría causar daños a la economía y al consumidor, lo que podría perjudicar la estabilidad monetaria y financiera. El ecosistema de pagos está compuesto por autoridades públicas (en particular el banco central) y agentes privados (por ejemplo, bancos comerciales y proveedores de servicios de pago). En general, los agentes económicos privados deberían tener libertad para decidir qué medios de pago utilizan para realizar sus transacciones.


Características esenciales


El BIS identificó catorce características esenciales aplicables a la correcta emisión e implementación de las CBDCs, dividiéndolas en características instrumentales, características del sistema y características institucionales.


Características instrumentales


  • Convertible. La CBDC debe poder intercambiarse por dinero en efectivo o dinero privado.

  • Conveniente. Las CBDC deben ser tan fáciles de usar como el efectivo, usar una tarjeta o escanear un código en un teléfono celular para promover adopción y accesibilidad.

  • Aceptable. Un CBDC debe poder ser usado en muchas de las mismas transacciones que el dinero, incluyendo en puntos de venta y de persona a persona. Debe incluir la posibilidad de hacer transacciones offline (posiblemente limitadas a cierto tiempo y hasta ciertos umbrales).

  • Bajo Costo. Los pagos CBDC deben ser a costos sumamente bajos o a costo cero para los usuarios finales; quienes además, deben tener requisitos mínimos para la inversión tecnológica.


Características del Sistema


  1. Segura. Tanto la infraestructura como los actores/participantes de una CBDC deben ser extremadamente resistentes a ciberataques y demás amenazas. Debe incluir asegurar una protección efectiva contra la falsificación.

  2. Instantánea. Las transacciones deben ser instantáneas o casi-instantáneas para los usuarios finales del sistema.

  3. Resiliente. Un sistema de CBDC debe ser extremadamente resiliente a fallas y disrupciones operacionales, desastres naturales, cortes eléctricos y demás circunstancias análogas. Los usuarios finales deben tener la posibilidad de hacer transacciones offline en caso de que la conexión al sistema estuviera deshabilitada.

  4. Disponible. Los usuarios finales deben poder hacer transacciones 24/7/365.

  5. Rendimiento. El sistema debe ser capaz de procesar un gran número de transacciones.

  6. Escalable. Posibilidad de incluir grandes volúmenes a futuro; el sistema de CBDC debe tener la posibilidad de expandirse.

  7. Interoperable. El sistema ofrece suficientes mecanismos de interacción con sistemas de pagos digitales del sector privado y contar con arreglos que permitan fácilmente el flujo de fondos entre los sistemas.

  8. Flexible y Adaptable. Un sistema de CBDC debe ser flexible y adaptable a nuevas condiciones e imposiciones de políticas.


Características institucionales


  • Marco legal robusto. El banco central debe contar con la suficiente autoridad y facultades para la emisión de un CBDC.

  • Estándares. Un sistema de CBDC (infraestructura y entidades participantes) deben adecuarse a estándares regulatorios apropiados.


Tipos de CBDC


Los tipos de CBDCs nacen por la distinción en el tipo de tecnología subyacente y el acceso a dichas CBDCs:


CBDC basadas en Tokens

  • CBDCs para uso general, en el cual cualquier persona tiene acceso a ellas por lo que se convierte en un instrumento de pago universal concebido para la realización de operaciones minoristas, pero también disponible para un uso más amplio.

  • CBDCs mayorista, en el cual el acceso está restringido a ciertos agentes, es un token de liquidación digital para operaciones de pago y liquidación mayorista.


CBDC basada en Cuentas

  • CBDC con cuenta, requiere que el Banco Central proporcione cuentas para uso general a todos los agentes de la jurisdicción. La magnitud de la escala es distinta, pero la novedad es la decisión de crear este tipo de cuentas.

  • CBDC con cuenta restringida, en el cual se restringe la apertura de cuenta de reserva y liquidación.


Una distinción fundamental entre el dinero basado en tokens y el que se basa en cuentas es la forma de la verificación necesaria para su intercambio. El dinero (o los sistemas de pago) basados en tokens dependen esencialmente de la capacidad del beneficiario para verificar la validez del objeto utilizado para el pago. En el caso del efectivo, el peligro está en la falsificación, mientras que en el mundo digital lo que preocupa es la autenticidad del token o la moneda, así como la posibilidad de que ya se haya gastado. En cambio, los sistemas basados en dinero de cuentas dependen fundamentalmente de la capacidad para verificar la identidad del titular de la cuenta. Una de las principales preocupaciones es el robo de identidad, que permite a quienes cometen este delito transferir o retirar dinero de cuentas sin autorización. La identificación es necesaria para relacionar correctamente a pagadores y beneficiarios y determinar los historiales de sus respectivas cuentas.


Para mayor entendimiento, compartimos la flor del dinero descrita por el BIS (más información aquí):



Diferencias con las Criptomonedas


  • Las criptomonedas como Bitcoin o Ether son de acceso libre, una CBDC no lo es. No se puede participar en las confirmaciones, ni acceder a las direcciones públicas de transacciones. Las transacciones son monitoreadas de manera directa por el Banco Central en el caso de las CBDCs, en Bitcoin o Ether esto no es así.


  • La emisión de Bitcoin o Ether es descentralizada, en el caso de las CBDCs la emisión será completamente centralizada.


  • El dinero nuevamente queda en manos de Bancos o Empresas en el caso de las CBDCs, en el caso de Bitcoin el dinero puede ser transferido de manera P2P.


  • La red de transferencias es administrada por el gobierno en el caso de las CBDCs y en el caso de Bitcoin o Ether, la blockchain es controlada por los nodos en las que corre dicha red.