¿Qué son las Stablecoins? ¿Cuál es la reacción de GAFI y el BIS?

Actualizado: ago 19





Autores: Carlos David Valderrama Narváez (más información aquí) y Diego Montes Serralde (más información aquí)


Contexto


En octubre de 2019, el G20 pidió a GAFI que considerara las cuestiones de PLD/FT relacionadas con las Stablecoins, en particular las Stablecoins globales (es decir, las que tienen potencial para ser adoptadas en masa).


En el mes de junio pasado, el Grupo de Acción Financiera Internacional (“GAFI”) (más información aquí), emitió un reporte dirigido a los ministros de Finanzas y Gobernadores de los Bancos Centrales del G20 sobre las monedas estables o Stablecoins (“Reporte”) (más información aquí).


En adición, en informes complementarios del Consejo de Estabilidad Financiera (“FSB”) (más información aquí) y el Fondo Monetario Internacional (“FMI”) (más información aquí) se examinan otras consecuencias de las Stablecoins, entre ellas su estabilidad financiera y sus repercusiones macroeconómicas.


Un estudio adicional fue realizado por el BIS justamente en octubre de 2019 con relación al impacto de las global Stablecoins (más información aquí).


¿Qué es GAFI?


El Grupo de Acción Financiera Internacional es un organismo inter-gubernamental independiente que desarrolla y promueve políticas para proteger el sistema financiero mundial contra el lavado de dinero, la financiación del terrorismo y la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva. Las recomendaciones del GAFI (más información aquí) son reconocidas como la norma mundial contra el lavado de dinero (“AML”) y la financiación del terrorismo (“CFT”).


GAFI fue creado en 1989 por el G-7 y actualmente cuenta con 37 miembros, 35 países y 2 organismos internacionales.


México forma parte del GAFI, y ha sido evaluado en tres ocasiones en los años 2000 (en este fue aceptado como miembro de pleno derecho), 2003 y 2008; además, cabe destacar que asumió la presidencia del Grupo por el periodo de julio de 2010 a junio de 2011. (más información aquí)


¿Qué son las Stablecoins?


Los Stablecoins son criptoactivos diseñados para imitar el valor de las monedas fiduciarias como el dólar o el euro. Permiten a los usuarios transferir el valor de forma rápida y barata en todo el mundo, manteniendo la estabilidad de los precios.


Las criptomonedas como Bitcoin y Ethereum son notorias por su volatilidad cuando se cotizan contra la moneda fiduciaria. Esto es de esperar, ya que la tecnología Blockchain es todavía muy nueva, y los mercados de criptomonedas son relativamente pequeños.


Como medios de intercambio, las criptomonedas son excelentes desde el punto de vista tecnológico. Sin embargo, las fluctuaciones de su valor las han convertido en inversiones muy arriesgadas, y no son ideales para hacer pagos.


Para cuando una transacción se liquida, las monedas pueden valer mucho más o menos de lo que valían en el momento en que fueron enviadas. Pero las monedas estables o Stablecoins no tienen ese problema. Estos activos ven un movimiento de precios insignificante y siguen de cerca el valor del activo subyacente o la moneda fiduciaria que emulan. Como tal, sirven como activos seguros y confiables en medio de mercados volátiles.


Tipos de Stablecoins


Hay varias maneras en las que una Stablecoin puede mantener su estabilidad por lo que a continuación veremos algunos ejemplos y tipos.


Binance, una de las exchanges y cripto ecosistemas más grandes en el Mundo, mencionan que las Stablecoins se dividen en dos principales rubros (más información aquí):

  • Stablecoins respaldados por Monedas fiduciarias, criptomonedas o commodities.

El tipo de Stablecoin más popular es el que está directamente respaldado por moneda fiduciaria con una proporción de 1:1.


Un emisor central (o banco) mantiene una cantidad de moneda fiduciaria en reserva y emite una cantidad proporcional de Stablecoins.


Por ejemplo, el emisor puede tener un millón de dólares, y distribuir un millón de Stablecoins de un dólar cada una. Los usuarios pueden comerciar libremente con ellas como lo harían con las criptomonedas, y en cualquier momento, los titulares pueden canjearlas por su equivalente en dólares.


Evidentemente, existe un alto grado de riesgo de contrapartida que no se puede mitigar: en última instancia, se debe confiar en el emisor. No hay manera de que un usuario pueda determinar con confianza si el emisor mantiene fondos en reserva. En el mejor de los casos, la empresa emisora puede tratar de ser lo más transparente posible cuando se trata de publicar auditorías, pero el sistema está lejos de ser de confianza.


Es importante saber que el activo subyacente pareado con la Stablecoin pueden ser divisas, criptomonedas como Bitcoin o Ether e incluso commodities como petróleo u oro.


Los Stablecoins basados en commodities no compiten directamente con los Stablecoins de monedas fiduciarias debido a la diferente naturaleza de los activos subyacentes. Al utilizar ambos tipos, los inversores profesionales tienen una forma fácil de diversificar los riesgos (más información aquí).


Ejemplos: USD Tether, True USD, Paxos Standard, USD Coin, Binance USD, DAI, Tiberius Coin, SwissRealCoin y Digix Gold.


  • Stablecoins algorítmicas

Las Stablecoins algorítmicas no están respaldadas por una divisa o una criptomoneda. En su lugar, su respaldo se logra totalmente por algoritmos y contratos inteligentes que gestionan el suministro de las Stablecoins emitidas.


Funcionalmente, su política monetaria es muy similar a la que utilizan los bancos centrales para gestionar las monedas nacionales.


Esencialmente, un sistema algorítmico de Stablecoin reducirá el suministro de Stablecoins emitidas si el precio cae por debajo del precio de la moneda fiduciaria que sigue.


Si el precio supera el valor de la moneda fiduciaria, entran en circulación nuevas Stablecoins para reducir el valor de la moneda fiduciaria.


Ejemplos: Zigzag y Carbon


Beneficios de las Stablecoins


  • Las Stablecoins pueden contribuir al aumento del uso de criptomonedas y empujarlas a su adopción masiva. Ya que son convenientes debido a la ausencia de la enorme volatilidad de los precios (a diferencia de la mayoría de las criptomonedas) mientras se aprovecha la tecnología blockchain.


  • Es mucho más conveniente para la gente utilizar criptomonedas estables que fondos fiduciarios para sus transacciones, ya que las transacciones a través de los servicios de intermediación que aceptan las monedas tradicionales suelen cobrar altas tarifas de transacción.


  • Stablecoins puede aumentar el nivel de descentralización del intercambio. Los intercambios descentralizados carecen actualmente de popularidad, y los Stablecoins pueden dar lugar a una mayor afluencia de nuevos usuarios.


  • Los Stablecoins disminuyen las pérdidas con una caída significativa del mercado. En el momento del colapso del mercado de criptomonedas después de 2018, durante el cual muchas criptomonedas cayeron en un 30-70%, la caída de Tether fue sólo de alrededor del 8%.


Incluso, Maker DAO, creadores de DAI, establecen 10 principales beneficios que otorgan las Stablecoins (más información aquí):

  • Independencia Financiera completa

  • Generación de dinero auto-soberana

  • Ahorros

  • Estable en medio de la volatilidad

  • Remesas convenientes, rápidas y de bajo costo

  • Servicio todo el tiempo

  • Puertas de entrada/salidas convenientes

  • Transparencia por encima y más allá del sistema financiero tradicional

  • Impulsor del ecosistema y constructor de finanzas descentralizadas

  • Beneficios inherentes de la tecnología Blockchain.


Diseño Económico de las Stablecoins


Para realmente obtener los beneficios derivados del uso de Stablecoins, un diseño económico apropiado es necesario.


En ese sentido, el profesor Christian Catalini, co-creador de Diem (antes Libra) (más información aquí), junto con el Research Scientist Alonso de Gortari de Novi (antes Calibra) (más información aquí) escribieron un artículo de investigación denominado "On the Economic Design of Stablecoins", enfocado en el riesgo de reserva de los distintos tipos de Stablecoins y en la forma de generar una stablecoin realmente sólida y duradera para un uso generalizado (el "Artículo") (más información aquí).


Los resultados del Artículo son variados, pero en términos generales, se identifican dos dimensiones críticas que sustentan el diseño económico de toda stablecoin:

  1. La volatilidad de los activos de reserva frente al activo de referencia, que define el perfil de riesgo de la stablecoin para los tenedores de las stablecoins; y

  2. El grado de exposición de la stablecoin al riesgo de una espiral de muerte (death spiral).

Dado que las cinco principales stablecoins en dólares han emitido más de 110.000 millones de dólares en criptoactivos, no está claro cuántas de estas stablecoins serían redimidas o reembolsadas a sus usuarios a la par del valor de referencia en caso de crisis.


Desde el punto de vista del diseño económico, las stablecoins se enfrentan a un reto clave: "garantizar que su precio se negocie a la par (o cerca) de su activo de referencia".


Cuando su precio supera la paridad, las stablecoins pueden restablecer la paridad simplemente emitiendo nuevas monedas. Esto aumenta la oferta de monedas y ejerce una presión a la baja sobre el precio. Los ingresos de la venta se convierten en activos de reserva y están disponibles para hacer frente a futuros reembolsos. En cambio, cuando el precio se negocia por debajo de la paridad, las stablecoins necesitan crear una presión al alza sobre el precio mediante la reducción de la oferta. Para retirar las monedas de la circulación, el emisor de la stablecoin debe liquidar los activos de reserva y recomprar las monedas a la par (o cerca de la par). En el Artículo, los autores describen gráficamente esta situación:


La pregunta es entonces, ¿en qué tipo de activos debe basarse el protocolo y reserva de la stablecoin? En el fondo, esto se trata de una pregunta sobre lo que puede ocurrir con la reserva entre la emisión y el reembolso de las stablecoins.


Recordemos que existen dos dimensiones de riesgo. En primer lugar, si el valor de los activos de reserva en relación con el activo de referencia (por ejemplo, el dólar) es volátil para empezar, y en segundo lugar, si los activos de reserva son susceptibles de sufrir una espiral de muerte (death spiral). A continuación, analizaremos cada una de ellas.


Volatilidad


La volatilidad de los activos de reserva en relación con el activo de referencia determina la cantidad de reserva de una moneda estable que se necesita en cualquier momento para mantener la paridad de la stablecoin 1:1 o cercana.


En un extremo, el valor de la reserva y del activo de referencia se mueven en perfecta sincronía, la proporción de activos necesarios para quemar una determinada proporción de la oferta es constante y la reserva tiene un riesgo cero. Esto sólo es cierto para los CBDC (más información aquí), ya que el banco central controla tanto el activo digital como el de referencia. Aunque las monedas fiduciarias pueden tener una baja volatilidad, también necesitan un colchón de capital adecuado para compensar las posibles pérdidas debidas al riesgo crediticio, de mercado, de liquidez y operativo.


En el otro extremo, una stablecoin que esté respaldada por activos que no sean de tipo fiduciario (i.e. dólar, euro o peso), como las crypto-backed stablecoins, tendrá dificultades para defender su paridad. En el caso de estas monedas, la proporción de activos de reserva necesarios para recomprar una parte determinada de la oferta de stablecoin fluctuará drásticamente a lo largo del tiempo.


Death Spiral


Según el diccionario de la Universidad de Cambridge, una espiral de muerte se refiere a una situación que no deja de empeorar y que es probable que acabe mal, con un gran daño o perjuicio (más información aquí).

<