Guía definitiva de la Ley FinTech, una visión a 3 años de publicarse

Actualizado: jun 22

Autor: Carlos Valderrama (más información aquí)





I. Introducción

II. ¿Era necesaria una Ley FinTech?

III. ¿Qué son las Instituciones de Tecnología Financiera?

IV. ¿Hay incentivos para fomentar la inversión en FinTech?

V. ¿Por qué México es un terreno fértil para FinTech?

VI. ¿Cuáles han sido los avances y qué sigue?

VII. ¿Cuáles han sido los impactos de Covid-19 en FinTech?

VIII. ¿México tiene regulación en materia de ciberseguridad y protección de datos personales aplicable a FinTech?

IX. ¿Cuál es el estatus de colaboración entre el ecosistema FinTech y las entidades financieras tradicionales?

X. ¿Cuáles son las consecuencias de la Ley FinTech para las entidades financieras?

XI. ¿Qué está haciendo el regulador financiero para impulsar la innovación en el sector?

XII. ¿Hay riesgos inminentes para el crecimiento del sector FinTech en México?

XIII. ¿Es posible aplicar tecnologías exponenciales como Blockchain e Inteligencia Artificial a FinTech en México?

XIV. Conclusión


Introducción


Hoy en día existen múltiples instituciones de tecnología financiera aprobadas, que han tenido un crecimiento exponencial y que han generado una mayor inclusión financiera, pero ¿Sabes cómo inició todo?, ¿Cuál fue la influencia de la Asociación de Bancos de México (ABM) en el proceso?, ¿Cuáles son las instituciones FinTech?, ¿Cuáles ya han sido autorizadas y qué opinan del proceso?, ¿Qué pasa si llevas a cabo actividades reguladas por la llamada Ley FinTech?, ¿Cuál es el estatus de las colaboraciones entre FinTech e instituciones financieras tradicionales?, ¿Qué tipo de tecnología se puede aplicar en FinTech?. Descubre la respuesta a estas y otras preguntas en compañía de Legal Paradox®.


¿Era necesaria una Ley FinTech?


Si bien es cierto, la Ley FinTech fue publicada el 9 de marzo de 2018 (más información aquí), su redacción inició en 2016. Incluso si vamos más lejos, los trabajos relacionados en realidad iniciaron desde 2014 con una intensa colaboración entre el gremio FinTech y el regulador financiero.


Todo inició cuando jugadores como Prestadero* (Disclaimer Prestadero es cliente de Legal Paradox®), Bitso, la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo (la AFICO)* (Disclaimer Afico es cliente de Legal Paradox®), la Asociación FinTech México, entre otros, reconocieron que la actividad que estaban realizando se podía encontrar en un área gris ya que era posible argumentarse que en realidad se trataba de una actividad financiera regulada y reservada a entidades financieras autorizadas.


La implicación de lo anterior podía ser brutal y las consecuencias fulminantes para un sector FinTech que estaba iniciando y que en 2016 contaba apenas con 158 participantes en su ecosistema, pero que ya se colocaba como el mayor mercado FinTech de América Latina, de acuerdo con datos de Finnovista (más información aquí). Lo anterior, ya que las consecuencias podían ser multas millonarias e incluso la posibilidad real de hasta 15 años de prisión que, para Startups lideradas por emprendedores reconocidos en otros países como grandes innovadores, implicaba un riesgo real ya que estaban siendo investigados por posible captación ilegal de dinero.


En efecto, durante 2017, alrededor del 35% de las FinTech mexicanas estaban siendo investigadas por la posible realización de actividades financieras reguladas que estaban reservadas a entidades financieras autorizadas. Ante lo anterior, resultaba evidentemente la necesidad de auto regularse por lo cual, desde la AFICO, en conjunto con Legal Paradox®, construimos criterios regulatorios desde el sector para el mismo sector con el fin de generar un sistema que descansara en mejores prácticas internacionales. Por si lo anterior fuera poco, nos convencimos de que era de vital importancia contar con certeza jurídica y conocer qué se podía hacer y qué no. Ante ello, como gremio nos acercamos con el regulador financiero y solicitamos, casi suplicamos, que nos regularan.


Afortunadamente, tuvimos un regulador financiero receptivo que pacientemente tomó más de 270 reuniones para que como gremio explicáramos qué era lo que estábamos haciendo, cuál era el riesgo, cómo se mitigaba y por qué nuestra actividad representaba algo diferente dentro del mundo financiero regulatorio y, aún más importante, por qué era deseable e incluso necesario permitir estas actividades para generar una mayor inclusión financiera, competencia, así como mayor penetración de productos y servicios financieros en México.


Al final del día, nuestro objetivo fue cómo dejar la línea gris y pasar a las ligas mayores, así como hasta qué punto la regulación nos iba a ayudar o a matar en el proceso.


En ese contexto, hay que recordar que en 2018 partíamos de una realidad en la cual México presentaba un mercado de servicios financieros altamente concentrado donde la oferta de productos y servicios estaba dominada en gran medida por el sector financiero tradicional, en particular por BBVA. Por lo anterior, evidentemente la influencia de los bancos, y en particular de la Asociación de Bancos de México, fue tremenda ya que les preocupaba que se generará arbitraje regulatorio, es decir, la posibilidad de las FinTech de competir con ellos con menores reglas y barreras de entrada.


Por otro lado, y al igual que el resto del sector financiero internacional, México tiene una fuerte regulación financiera que en muchos casos impide generar innovación disruptiva en el sector imponiendo una fuerte barrera de entrada e ineficiencias en el sistema que se reflejan en falta de competencia y elevados costos para el usuario de productos y servicios financieros.


Es en este entorno que la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (llamada Ley FinTech) curiosamente fue firmada en el marco de la sesión inaugural de la 81 Convención Bancaria y publicada el 9 de marzo de 2018. La Ley Fintech Mexicana fue uno de los primeros cuerpos normativos creados específicamente para promover la innovación, la transformación de los servicios financieros tradicionales de banca y crédito que incluso permitía la posibilidad de incorporar tecnología exponencial como Inteligencia Artificial, Blockchain, economías colaborativas y servicios financieros de persona a persona en espacios regulatorios seguros.


La Ley FinTech fue basada en los siguientes principios:


1. Inclusión financiera, que busca acercar servicios financieros a personas y sectores que tradicionalmente no han sido parte del sistema financiero.


2. Principio de innovación, para proveer de herramientas para aumentar el uso de los servicios financieros.


3. Principio de protección al consumidor, a fin de cuidar al cliente estableciendo mecanismos de defensa y verificación de estándares mínimos.


4. Principio de preservación de la estabilidad financiera, que busca proveer un marco general de autorización y operación supervisada, reglas prudenciales para riesgos financieros, operacionales, de mercado, tecnológicos, gobierno corporativo y contables.


5. Sana competencia, que permite impulsar mayor diversidad y nuevos canales de distribución de servicios financieros, reducción de costos y mejora en la prestación de servicios.


6. Prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.


7. Neutral tecnológicamente, que implica que la tecnología es indiferente respecto al servicios que se presta.


Es importante resaltar que la Ley FinTech Mexicana es reconocida a nivel internacional como un ejemplo de cómo lograr un marco regulatorio que promueva innovación que al mismo tiempo permite garantizar un adecuado control de los riesgos que pudieran generarse.

¿Qué son las Instituciones de Tecnología Financiera?


El marco regulatorio creo la posibilidad de tener dos nuevas entidades financieras o Instituciones de Tecnología Financiera, las Instituciones de Financiamiento Colectivo conocidas como IFC o Crowdfunding y las Instituciones de Fondos de Pago Electrónico conocidas como IFPEs o Wallets.


Con la puesta en marcha de estas entidades su objeto quedó reservado expresamente para entidades autorizadas. Por lo anterior, si eres una FinTech creada posteriormente a la emisión de la Ley FinTech no te será posible operar sino hasta tener la autorización correspondiente bajo pena de incurrir en sanciones administrativas millonarias e incluso cárcel de hasta 15 años.


Además de la creación de las dos nuevas entidades financieras, y para el resto del mundo FinTech, se permitió la puesta en marcha de modelos novedosos, el uso de activos virtuales y APIs que permitirán generar lo que se conoce como Open Finance.


1. Crowdfunding o IFC


Estas instituciones tienen la posibilidad de realizar actividades destinadas a poner en contacto a personas del público en general, con el fin de que entre ellas se otorguen financiamientos mediante operaciones de deuda, capital y copropiedad o regalías (más información aquí).


2. Wallets o IFPEs


Estas entidades son creadas para la realización habitual y profesional de emisión, administración, redención y transmisión de fondos de pago electrónico (más información aquí).


3. Modelos novedosos o Sandbox regulatorio


Aunque en FinTech hay todo por hacer, sí podemos concluir que: (i) la tecnología siempre va primero que la regulación; y (ii) siempre es bueno tener un modelo mínimo viable para salir y probar tu solución en el mercado antes de invertir millones de dólares en el lanzamiento de productos o servicios financieros al público en general.


Con base en estas premisas se construye lo que se conoce como Modelos Novedosos o Sandbox Regulatorio que de manera básica es la puesta en marcha de productos o servicios financieros para los cuales se requiere autorización, registro o concesión por parte del regulador financiero (más información aquí) los cuales podrán operar bajo un periodo de tiempo determinado y en un ambiente controlado, siendo posible solicitar ciertas exclusiones al marco regulatorio.


4. Activos virtuales


Nuestra regulación definió como activo virtual la representación de valor registrada electrónicamente y utilizada entre el público como medio de pago para todo tipo de actos jurídicos y cuya transferencia únicamente puede llevarse a cabo a través de medios electrónicos, detonando con ello un mundo de posibilidades y nueva regulación aplicable a proyectos FinTech que usan Blockchain (más información aquí).


5. APIs o Open Banking / Finance


La regulación contempla la obligación para las entidades financieras de generar interfaces de programación de aplicaciones desarrolladas o administradas para compartir datos y así tener la posibilidad de dar cabida a lo que se conoce como Open Finance (más información aquí).


¿Hay incentivos para fomentar la inversión en FinTech?


Si bien es cierto, en conjunto con AFICO, hemos buscado al regulador fiscal a fin de que existan incentivos que permitan fomentar la inversión en la creación de FinTech y en el uso masivo de los productos y servicios que desde ellas se generan, también es cierto que a la fecha no se ha encontrado eco al considerarse que existen otros temas más apremiantes.


No obstante lo anterior, un fuerte incentivo es el nivel de inversión que ángeles inversionistas, Venture capital y otros actores relevantes están detonando en México. Tal ha sido el nivel que a pocos meses de tener al primer unicornio mexicano con una valuación de más de mil millones de dólares (más información aquí), exactamente 7 meses después, Kavak cuadruplicó su valuación alcanzando los 4 mil millones de dólares (más información aquí) lanzando un mensaje poderoso al mundo.


La fiebre de inversión no solo está en FinTech, también está en cripto donde vemos a Bitso pasar a ser el primer exchange de Latam en convertirse en Unicornio con una valuación de 2.2 billones de dólares (más información aquí) con únicamente 2 millones de usuarios.


¿Por qué México es un terreno fértil para FinTech?


Por si los caudales de millones de dólares en inversión fueran poco, México es un país con una población de más de 126 millones de personas que incluye un bono demográfico liderado por la generación Z y Milenial lleno de personas en edad productiva, de las cuales el 56% tiene un producto financiero, el 52% una cuenta de nómina y el 36% una cuenta de ahorro, lo cual representa bajos niveles de inclusión financiera, así como que existen múltiples segmentos de la población cuyas necesidades financieras no son satisfechas por la banca tradicional.


Además, México cuenta con uno de los índices de concentración de activos bancarios más alto de Latinoamérica, donde tan solo 5 instituciones controlan el destino financiero de millones. En palabras de nuestro órgano regulador de competencia económica, la COFECE, esta concentración es derivada de fallas de mercado y restricciones a la competencia generadas por la sobrerregulación del sector financiero la cual trajo aparejada un desincentivo en inclusión financiera, creando barreras que parecían ser insuperables… (más información aquí).


Ante el panorama anterior, México presenta las condiciones ideales para generar el caldo de cultivo FinTech perfecto ya que el 80% de su población tiene smartphones y el 95% de estos cuentan con acceso a internet (más información aquí).


Desde nuestra perspectiva, el futuro del emprendimiento FinTech definitivamente se está escribiendo en México.


¿Cuáles han sido los avances y qué sigue?


Tenemos que aceptarlo, la Ley FinTech no es perfecta, pero desde nuestra perspectiva permite generar innovación en el sistema financiero mexicano, controlando a la par los posibles riesgos que podrían surgir.


Si bien es cierto, a la fecha, algunas FinTech han decidido bajarse del proceso, otras han sido rechazadas por el regulador financiero y otras más ya han sido multadas (más información aquí), también es cierto que ya hay decenas de FinTech autorizadas (más información aquí) que están creciendo y lo están haciendo muy bien, por lo que veremos con expectativa lo que siga sucediendo.


Incluso, el Comité Interinstitucional, encargado del otorgamiento de las autorizaciones FinTech, emitió recientemente un comunicado en el que da su opinión favorable respecto a la autorización de 46 sociedades (más información aquí).


En el comunicado, el Comité interinstitucional informa que ya existen 14 sociedades autorizadas, de las cuales 6 son sociedades que venían operando antes de la entrada en vigor de la Ley FinTech, es decir, FinTech del Octavo transitorio y 8 son instituciones de nueva creación, mismas que deberán acreditar el inicio de operaciones correspondiente.


Por otro lado, el Comité también informó que a la fecha hay 32 entidades que tienen una autorización sujeta a condición suspensiva, esto significa que esas sociedades deberán dar cumplimiento a ciertas condiciones impuestas por el regulador financiero a efecto de estar en condiciones para obtener una autorización definitiva.

Claramente tendremos que hacer una evaluación de los efectos de la Ley FinTech en el gremio y si se han logrado aquellos principios e ideales a los que aspiraba la exposición de motivos de la Ley y eso, solo el tiempo lo dirá.


No obstante lo anterior, los números son claros ya que las FinTech crecen en México 50% en comparación con un 20% a nivel mundial (más información aquí), de 2017 a 2019 las descargas de aplicaciones FinTech crecieron un 145% e incluso vencieron a cualquier app del sector financiero tradicional (más información aquí), además desde la publicación de la Ley FinTech el sector ha tenido un crecimiento de más del 90% (más información aquí).


¿Cuáles han sido los impactos de Covid-19 en FinTech para México?


Como bien sabemos, la cruda y aplastante “nueva realidad” impuesta por Covid-19 cambió los planes de todos, incluidos los que el regulador financiero tenía para la atención del proceso de diversas solicitudes que startups del ecosistema FinTech Mexicano presentaron. Los procesos que en teoría deberían haber durado alrededor de 6 meses terminaron por extenderse hasta dos años.


No obstante lo anterior, desde nuestra perspectiva el balance ha sido bueno ya que ha permitido al regulador financiero entrar más a fondo en el análisis de los diversos expedientes y a las startups pasar por un proceso intensivo de profesionalización a fin de estar listas para los retos que genera jugar en las grandes ligas.


En adición, hemos sido testigos del crecimiento inusitado que la “sana distancia” ha detonado en el uso de FinTech. Es de llamar la atención que algunos de nuestros clientes han crecido durante la pandemia lo que tenían proyectado hasta en 5 años.


¿México tiene regulación en materia de ciberseguridad y protección de datos personales aplicable a FinTech?


Sí, México tiene una fuerte regulación para temas de ciberseguridad (más información aquí) e incluso para protección de datos personales donde las multas por incumplimiento son las más altas del sistema regulatorio mexicano después de competencia económica.


¿Cuál es el estatus de colaboración entre el ecosistema FinTech y las entidades financieras tradicionales?


En Legal Paradox® hemos observado que las entidades financieras tradicionales, o incumbentes, han pasado de observar a las FinTech a realizar alianzas estratégicas de manera activa, pero que mejor que los protagonistas de la historia para contarte su perspectiva.


Angélica Arana, Directora de Gobierno de Arquitectura en Grupo Financiero Banorte:


“En mi opinión, las FinTech han trastocado sin duda el sector financiero, desafiando el status quo de las instituciones financieras tradicionales. Las empresas FinTech se han sumado para cubrir necesidades que habían sido desatendidas durante mucho tiempo, tanto para la población que nunca había tenido un producto financiero, como para la que sí lo tenía, pero tenía que adaptarse a la oferta de servicios y productos financieros existentes, aunque no fueran del todo adecuados para ellos.


En este sentido, la competencia es saludable en cualquier sector y el financiero no es una excepción ya que desafía a las instituciones financieras que existen desde hace muchos años a mejorar la experiencia y satisfacer las necesidades de sus clientes. En esta vorágine, se han dado cuenta de que nunca tendrán la agilidad de una FinTech pero tienen experiencia y solidez. Y por ello, tiene sentido colaborar con este nuevo ecosistema en ebullición que representan las FinTech, por lo que se han hecho sinergias muy interesantes entre FinTech y bancos, aseguradoras, etc. y además con muy buenos resultados. Seguiremos viendo en breve alianzas y colaboraciones de gran valor no solo para las entidades implicadas sino para nosotros como usuarios de servicios financieros con más variedad y mejores productos y además, podremos tener un mayor alcance en la inclusión financiera de la población.


Soy optimista respecto a este maridaje entre las FinTech y las instituciones financieras incumbentes, lo considero saludable para el sector financiero y estoy seguro que veremos una reconfiguración muy interesante del sector debido a esta disrupción que ha provocado la colaboración.”


Martin Mexia Ponce, Head of Rappipay Mexico: “Creo que la relación entre las FinTechs y los incumbentes se puede dividir en 4 sectores diferentes dependiendo del incumbente y su estrategia:


1) Hay varios incumbentes que creen que no hay necesidad de FinTechs y que todo lo que hace una FinTech lo pueden hacer mejor. Puede que tengan alguna estrategia de inversión o adquisición en torno a las FinTech, pero al final su objetivo es crear todo ellos mismos.


2) El segundo tipo de incumbentes son aquellos que realmente creen en el poder de disrupción que poseen las FinTechs y siempre están pensando en cómo utilizar el conocimiento y la tecnología que tienen las FinTechs para obtener una ventaja sobre la competencia.


3) También están los incumbentes que se ven a sí mismos como facilitadores del ecosistema, en este sector se pueden encontrar los que colaboran muy estrechamente con las FinTech (porque el modelo de negocio lo permite, el reparto de ingresos como ejemplo) y los que ven a las FinTech sólo como otro cliente corporativo.


4) Y por supuesto están los incumbentes que aún están muy atrasados y no tienen idea de cómo reaccionar ante esta nueva ola de competencia.


En México sí creo que tenemos estos 4 tipos de incumbentes y afortunadamente cada vez más están fluctuando hacia el número 2 y 3. Entendiendo que las FinTech son una fuerza con la que hay que contar y que trabajar juntos es la mejor estrategia. Sí creo que la ley FinTech, nos obligó a esta "colaboración", ya que en algunos casos para poder trabajar debemos tener un incumbente detrás, que permita de una u otra manera crear un caso de negocio alrededor de las FinTech.”


Felipe Vallejo Dabdoub, Head of Risk an Corporate Affairs at Bitso: “A pesar de que la perspectiva y el entorno operativo de ambas entidades es distinta, la colaboración entre el sector financiero tradicional y el sector FinTech tiene un amplio potencial. Ambas son entidades que se enfrentan, en su mayoría, al mismo tipo de retos y están tratando de resolver los mismos problemas. Al ser participantes regulados, la coordinación del sector privado debe de ser uniforme para poder eficientar la colaboración en distintos aspectos, en especial, cuando se trata de los cambios regulatorios y los marcos jurídicos del sistema financiero que tendremos que adaptar al uso de nuevas tecnologías. Piso parejo, podría significar un piso regulatorio moderno para diferentes partes del sector financiero en Mexico en favor de los usuarios.”


Amanda Jacobson, Chief of Staff at Oyster Financial: “Muchas FinTech, no odiamos a los bancos. En Oyster, creemos que la colaboración y libre competencia entre bancos y FinTech es clave para asegurar que los mexicanos reciban los mejores productos posibles. Es fácil para una FinTech decir que los bancos son los malos y que la única opción es cambiarte a una solución nueva. Sin embargo, la realidad es que todos tenemos que complementarnos y empujar al otro a brindar el mejor servicio posible para hacer un avance real y duradero.”


Cristina Cacho Caamaño, Chief Revenue Officer at Kueski: "La banca tradicional cada vez está entendiendo de mejor manera el propósito de las FinTech, y en ese sentido estaremos viendo mucho más alianzas que nos permitan continuar buscando estrategias tanto a nivel gubernamental como privado para desincentivar la utilización de efectivo y proponer soluciones mucho más seguras y efectivas, principalmente en temas fiscales.


Ambas industrias nos encontramos mejorando nuestros métodos de autenticación y validación de identidad para garantizar procesos mucho más seguros y amigables con los usuarios. Sin duda la banca y las FinTech somos aliados que buscamos la manera de aumentar el nivel de bancarización de los mexicanos que actualmente tiene el país."


¿Cuáles son las consecuencias de la Ley FinTech para las entidades financieras tradicionales?


Además de una sana y deseable competencia que eventualmente derivará en el abaratamiento de los productos y servicios financieros, con la correspondiente disminución de sus utilidades, las más de 5,000 entidades financieras en México estarán obligadas a abrir sus datos para generar el llamado Open Finance (más información aquí).


¿Qué está haciendo el regulador financiero para impulsar la innovación en el sector?


Desde nuestra perspectiva, el regulador financiero ha puesto todo de su parte para lograr innovación disruptiva en el sector financiero. Si bien es cierto, siempre están preocupados de cómo controlar los riesgos relacionados, también nos han transmitido una visión propositiva para el mundo FinTech.


Por otro lado, el propio regulador financiero impulso el primer concurso de innovación en el sector financiero el llamado SandBox Challenge, del cual fuimos desde Legal Paradox® orgullosos patrocinadores (más información aquí).


¿Hay riesgos inminentes para el crecimiento del sector FinTech en México?


Quien mejor para comentar este punto que algunos de los actores más relevantes del sector:


Vicente Fenoll, fundador de Kubo Financiero: “Considero que si hay riesgos y también grandes oportunidades: desde el lado de los riesgos están el que aun faltan muchas licencias por autorizar, además de que la oferta de valor entre ellas no está muy diferenciada. Del otro lado, las oportunidades se ven en segmentos de empresas que pueden ser muy especializadas en problemas de pagos y manejo de información de forma muy particular a segmentos de mercado como las Pymes y nuevos emprendedores”.


Gerardo Obregón, fundador de Prestadero: “Un riesgo potencial puede ser la poca flexibilidad en la regulación, para que las FinTech autorizadas podamos innovar en nuevos productos, nuevas fuentes de ingresos, o nuevos procesos dentro del marco regulatorio actual”.


Felipe Vallejo Dabdoub, Head of Risk an Corporate Affairs at Bitso: “Uno de los principales riesgos a los que se enfrenta el sector FinTech es la falta de certidumbre. La velocidad con la que los consumidores están adoptando y utilizando nuevas tecnologías es una sin precedentes. Sin embargo, hay que considerar que cambios legales y regulatorios para estas entidades, que son en su mayoría pequeñas y medianas empresas, puede significar la vida o la muerte. La capacidad de adaptarse a cambios regulatorios disminuye la capacidad de agilidad de las FinTech, limita la gama de servicios que pueden ofrecer en sus planes de negocios y podría significar la pérdida de viabilidad de muchos esquemas operativos. Es sumamente importante que las empresas encuentren un entorno que proteja a los consumidores y usuarios del sistema financiero, pero que también incentive la innovación y permita a los emprendedores explorar nuevos productos y servicios.


Aplicar reglas financieras tradicionales a esquemas innovadores genera todo tipo de problemas, por lo cual es importante aprovechar la coyuntura FinTech para modernizar las reglas y los esquemas de supervisión.”


Adalberto Flores Ochoa, CEO at Kueski: "A pesar de que el panorama FinTech en México es muy alentador, es la gestión de cada una de ellas la que determinará su éxito. Las compañías que logren atender de mejor manera la necesidad de los usuarios y con una buena ejecución son las que lograrán tener un impacto importante en la industria.


Que algunas FinTech no alcancen el éxito no significa que tendrán un impacto limitado en el ecosistema. Más bien, un número limitado de FinTech tendrán un gran impacto en el ecosistema financiero."


¿Es posible aplicar tecnologías exponenciales como Blockchain e Inteligencia Artificial a FinTech en México?


Recordemos que la Ley FinTech está construida bajo un principio de neutralidad tecnológica por lo cual por supuesto que es posible el uso de tecnologías exponenciales como Blockchain e Inteligencia artificial.


Por otro lado, la propia definición de modelo novedoso contempla que este se da cuando la prestación de servicios financieros utiliza herramientas o medios tecnológicos con modalidades distintas a las existentes en el mercado al momento de otorgarse la autorización, en ese sentido cualquier nueva tecnología que implique un cambio en la modalidad de la prestación del servicio financiero puede ser aplicable.


Conclusión


Por todo lo anterior, nos parece que la actitud de colaboración entre el sector público y FinTech debe seguir ya que definitivamente vamos a seguir viendo resultados y lecciones aprendidas de cómo recalibrar la regulación secundaria.


Acéptenlo, FinTech llegó para quedarse y poco a poco estaremos permeando en cada rincón del sistema financiero mexicano, ¿están listos? Espero que lo estén porque vamos por todo.


Finalmente, agradecemos el valioso tiempo de todas las personas que nos dieron su opinión durante la elaboración de esta guía.



Legal Paradox® es una firma legal 100% Mexicana enfocada en el sector FinTech & Blockchain.


Nuestro reto es empoderar al sector. Cuando iniciamos, FinTech & Blockchain no eran conceptos de referencia en el país; por ello día con día hemos perseguido esta misión y así hemos generado un cambio en el mundo financiero mexicano. Desde la creación de este despacho, en junio del 2017, hemos trabajado de la mano con más de 200 empresas del sector, es decir más del 30% de las existentes en el país.


En menos de 2 años fuimos reconocidos por Chambers & Partners como parte de la élite FinTech legal en México. Estos resultados se deben a que basamos nuestra operación en tecnología, incluso trabajamos nuestros propios desarrollos como el mapa del FinTech Tour y el Parabot, un asistente basado en inteligencia artificial que tiene el objetivo de ayudar a una persona o empresa a encontrar soluciones FinTech.


Entender a profundidad la tecnología nos ha llevado a encontrar como sí es posible lograr disrupción innovadora en el sector Financiero, por eso nuestros clientes nos recomiendan principalmente por entender su negocio e incluso potenciarlo.


El uso de los nombres, marcas, imágenes y links de terceros, contenidas en el presente artículo, son propiedad y responsabilidad de dichos terceros y se usan únicamente para efectos meramente ilustrativos e informativos.


El presente y su contenido no podrán interpretarse como asesoría legal o financiera, por lo que recomendamos contratar a su asesor de preferencia.


Todos los derechos reservados ®.